Con y por los niños con autismo, SIEMPRE

El amor por los niños y niñas es solo uno: inmenso, absoluto, incondicional; no conoce de edades, colores ni condiciones, cuales quiera que sean. El amor por los niños y niñas es lo que me hace fuerte, lo que me permite ir por encima de cualquier circunstancia que se me presente en el camino, por compleja que sea. Hoy, más que nunca, declaro mi cariño y compromiso por todos los que, cuya condición de autismo, nos brindan la oportunidad de convertirnos en mejores seres humanos; de continuar luchando incansablemente por ofrecerle la mejor calidad de vida, sobre todo, una independiente.

El autismo es una alteración neurológica compleja que generalmente dura toda la vida. Es parte de un grupo de alteraciones conocidas como desórdenes del espectro autista (ASD por sus siglas en inglés). Actualmente se diagnostica con autismo a 1 de cada 68 individuos y a 1 de cada 42 niños varones. Se presenta en cualquier grupo racial, étnico y social; es cuatro veces más frecuente en los niños que en las niñas. El autismo trastoca la capacidad de una persona para comunicarse y relacionarse con otros. También, está asociado con rutinas y comportamientos repetitivos, tales como arreglar objetos obsesivamente o seguir rutinas muy específicas. Los síntomas pueden oscilar desde leves hasta muy severos.

Es importante tener claro que cada niño o adulto con autismo es único. Los diagnóstico y tratamientos son muy particulares en cada caso. Por esto, los planes de tratamiento deben incluir una evaluación exhaustiva de las fortalezas y los desafíos que se enfrentarán. En el Departamento de Educación y personalmente confirmo el apoyo total a estos chicos y jóvenes y reconocemos la importancia de honrar sus logros diarios.

Hoy y siempre, tengo que reconocer a esos padres, madres y encargados que se entregan en cuerpo y alma, cada segundo de su vida, en busca de ofrecerle una vida plena de alegría y éxitos. Constantemente, se comunican conmigo y puedo darme cuenta de cómo han entregado sus vidas a echarlos hacia adelante. Para ellos, mis respeto y apoyo siempre.

Los niños con autismo SON PARTE DE nuestra comunidad; Apoyar su interacción social es esencial dentro del plan educativo de cada alumno. Los estudiantes con autismo a menudo tienen el deseo de interactuar con los demás, pero no cuentan con las habilidades para participar adecuadamente o pueden verse abrumados por el proceso.

Por esto, hago un llamado a toda la comunidad escolar –y no tan solo a los maravillosos maestros y maestras que los atienden directamente- a incorporarse en los grupos y actividades con estos estudiantes y/o incluirlos en eventos de la corriente escolar; que se creen estructuras que permitan que todos participen. Juntos, siempre seremos más fuertes.

Durante todo el mes de abril, habrá muchas actividades para concienciar, lo que respaldo y agradezco en todo lo vale. Por ejemplo, en la Escuela Intermedia Liberta Iraldo de Río Grande donde hoy realizaron un lazo humano, al igual que lo hicieron ayer domingo padres y niños con autismo de toda la Isla. Bravo por ellos y por todos los que se unirán a realizar actividades similares.

Hoy, día en que se conmemora la concienciación mundial sobre el autismo, te exhorto a solidarizarte con la causa vistiéndote de azul. Hazte parte de este movimiento, de la forma en que puedas, para continuar ofreciéndole las oportunidades que merecen. ¡Los amamos!

Deja un comentario